sábado, 31 de agosto de 2013

La Cuarta Postura: Plusvalía sin Populismo

La sociedad enfrenta hoy el mayor desafío de su historia.
La esencia humana, ésa que nos diferencia de las demás especies, está a punto de disgregarse debido a una doctrina social hipócrita y anti natural que repudia lo más valioso que tenemos.
Sin entrar en la discusión sobre si nuestra especie fue creada o fue forjándose, debemos reaccionar a tiempo.
La naturaleza se puso a nuestra disposición. Nos creó para que la desafiemos, para que incentivados nos movilicemos para ganarle, para producir frutos para el progreso, a diferencia de las especies anteriores que sólo vegetaban.
Pero ahora, resulta que esa nueva especie reniega de su particularidad y se asusta de "Crear y acumular excedentes".

Imagino que la Naturaleza estará pensando..."¡Allá ustedes! Les dije que no se comieran el fruto de su capacidad de conocer y decidir".
La demostración de la degradación de nuestra especie es esa increíble proliferación de fundamentalismos temerosos de "molestar" a la naturaleza, como la ecología fanática, la creencia de que los recursos se están acabando, cuestiones éstas que son extrañas al género humano que está sobre el planeta para lo contrario.

Los recursos escasos serán rápidamente reemplazados por otros, cuando vuelvan las GANAS de trabajar.
Las especies animales siempre se fueron extinguiendo y reemplazando pero si se extingue la especie humana, que es la única que se ha desvelado por progresar, si se extinguen las GANAS DE GANAR, todo lo hecho hasta el presente desaparecerá. Volveremos a fojas CERO.

¿CUÁNDO COMENZÓ EL PROBLEMA?
Desde hace docientos años el trabajo comenzó a remunerarse sólo por el costo y no por el precio. Y se armó lío.
Pero la nueva especie, en lugar de luchar por lo suyo, por su individualidad, se auto-flageló con una doctrina colectivista que hizo que el Estado confiscara esa diferencia y la usara para "asistencialismo".
Los líderes tienen que advertir el error y re-funcionalizar esa doctrina adjudicando los excedentes a cada uno.

La consigna hoy debe ser GANANCIAS PARA TODOS, siembra, y cosecharás, como se explica en la "parábola de los talentos".
Tenemos la solución al alcance de nuestras manos pero como la hipocresía es la ley, difícilmente se alcance a ver antes de desaparecer como especie.

Ése es el desafío, alguien tiene que ver la salida o estamos fuera. Alguien debe derribar la doctrina destructiva e instalar la nueva.

Si el personal de una empresa (utilizando el capital de su empleador) hace una silla por día, podría cobrar el doble simplemente decidiendo hacer dos sillas por día, como paso a explicar:

Cualquier empresa que duplica su producción genera ganancias iguales a sus costos fijos, que son la suma de los costos de personal y los costos del capital.

Entonces, esa poderosa decisión del personal de duplicar la producción produciría un efecto casi imperceptible y muy beneficioso para empleador y personal:

El Estado (que recaudará la tercera parte de esas nuevas ganancias), contará al fin del ejercicio con un monto de dinero extra similar al que esa empresa destina a los sueldos.
Y eso porque en la inmensa mayoría de las empresas, los costos del personal son aproximadamente la mitad de los costos del capital.
Es decir que el Estado, al fin del ejercicio podría pagar trece sueldos al personal de esa empresa.

Entonces, la decisión del personal de duplicar la producción le permite duplicar sus sueldos.
Cualquier empresa podría duplicar su producción si se promulgara esta ley de GANANCIAS PARA TODOS, porque la misma ley generaría un mercado que absorbería esa doble producción.

viernes, 30 de agosto de 2013

El populismo se confunde

Un error filosófico del kirchnerismo es creer que los dueños de la pelota son los empresarios y sindicalistas. Confundir jefes y enemigos es muy ingenuo y lo llevará al fracaso. 
Eso no sería tan grave. Además no sabe quiénes son sus amigos. Creen ser amigos de los pobres pero los hacen cada vez en más pobres. 

Cristina:
Quienes verdaderamente tienen la pelota son los trabajadores esforzados y que d
esarrollan su creatividad porque ésa es la única arma eficaz para salir de nuestro problema. Además ellos son tus verdaderos amigos. 

El pacto debe hacerse con ellos: Que una parte del Impuesto a las Sociedades sea para el personal de esa empresa.

¿Por qué esto es lo único importante? 
Cuando los empleados recuperen sus ganas de trabajar (por ser partícipes en las ganancias de "su" empresa) contratarlos será el mejor negocio y el desempleo puede desaparecer en cuestión de meses. 
El populismo ya no tendría objeto. Estas nuevas relaciones laborales serán convenientes para todos y especialmente para el Estado.

martes, 13 de agosto de 2013

¿Quién nos tiene secuestrados?

Siempre me sorprendió que estando tan claro cuál es el sistema económico actual, la inmensa mayoría de las personas todavía piense que la economía global es "capitalista" y que es la culpable de la degradación física y espiritual de la humanidad.
Dejemos de darle vueltas al problema.
Nuestro enemigo ya no es el capitalismo (que acabó hace 70 años cuando se inventó el Impuesto a las Ganancias de las Sociedades).
El único enemigo de la sociedad mundial es el populismo encarnado ya por todos los gobiernos sin excepción.
Entonces el próximo paso no es otro que la Cuarta Postura.

http://es.scribd.com/doc/14877034/La-Cuarta-Postura

La peor plaga está en su cuerpo

Habrán advertido que nuestra tierra esta ante la inminencia de una guerra civil, entre los mismos bandos que no resolvieron su conflicto en los años 70, es decir dos facciones vaticanas que no pueden dirimir su compulsa en su territorio y entonces vienen a reclutar esbirros en nuestra querida patria.

Tenemos por un lado a la doctrina social ortodoxa, personificada por el peronismo disidente, la jerarquía eclesiástica y la jerarquía militar,es decir los mismos que eran adictos a los golpes de Estado.
Por el otro lado tenemos a la Teología de la Liberación, con los curas tercermundistas, los montoneros, y la intelectualidad fashion.


Nosotros no tenemos absolutamente nada que ver, no nos dejemos arrastrar, sólo presenciemos su mutua destrucción.
No nos embanderemos aún cuando alguna "simpatía" nos envuelva con sus sirenas.
Resolver los problemas de nuestro país es sumamente fácil, pero necesitamos que los fanáticos queden parados y a merced de su mismo fuego cruzado.
Nosotros sentémonos tranquilos y esperanzados.
Argentina tendrá su Cuarta Postura, y será del mundo!
Que al culto lo sostengan sus fieles, así a ninguno de los dos bandos le quedarán balas para molestarnos luego.

http://proyectoactitud.blogspot.com/

sábado, 10 de agosto de 2013

¿Atrasa la doctrina social?

La sociedad enfrenta hoy el mayor desafío de su historia.
La esencia humana, ésa que nos diferencia de las demás especies, está a punto de disgregarse debido a una doctrina social hipócrita y anti natural que repudia lo más valioso que tenemos.
Sin entrar en la discusión sobre si nuestra especie fue creada o fue forjándose, debemos reaccionar a tiempo.
La naturaleza se puso a nuestra disposición. Nos creó para que la desafiemos, para que incentivados nos movilicemos para ganarle, para producir frutos para el progreso, a diferencia de las especies anteriores que sólo vegetaban.
Pero ahora, resulta que esa nueva especie reniega de su particularidad y se asusta de "Crear y acumular excedentes".

Imagino que la Naturaleza estará pensando..."¡Allá ustedes! Les dije que no se comieran el fruto de su capacidad de conocer y decidir".
La demostración de la degradación de nuestra especie es esa increíble proliferación de fundamentalismos temerosos de "molestar" a la naturaleza, como la ecología fanática, la creencia de que los recursos se están acabando, cuestiones éstas que son extrañas al género humano que está sobre el planeta para lo contrario.

Los recursos escasos serán rápidamente reemplazados por otros, cuando vuelvan las GANAS de trabajar.
Las especies animales siempre se fueron extinguiendo y reemplazando pero si se extingue la especie humana, que es la única que se ha desvelado por progresar, si se extinguen las GANAS DE GANAR, todo lo hecho hasta el presente desaparecerá. Volveremos a fojas CERO.

¿CUÁNDO COMENZÓ EL PROBLEMA?
Desde hace docientos años el trabajo comenzó a remunerarse sólo por el costo y no por el precio. Y se armó lío.
Pero la nueva especie, en lugar de luchar por lo suyo, por su individualidad, se auto-flageló con una doctrina colectivista que hizo que el Estado confiscara esa diferencia y la usara para "asistencialismo".
Los líderes tienen que advertir el error y re-funcionalizar esa doctrina adjudicando los excedentes a cada uno.

La consigna hoy debe ser GANANCIAS PARA TODOS, siembra, y cosecharás, como se explica en la "parábola de los talentos".
Tenemos la solución al alcance de nuestras manos pero como la hipocresía es la ley, difícilmente se alcance a ver antes de desaparecer como especie.

Ése es el desafío, alguien tiene que ver la salida o estamos fuera. Alguien debe derribar la doctrina destructiva e instalar la nueva.

Si el personal de una empresa (utilizando el capital de su empleador) hace una silla por día, podría cobrar el doble simplemente decidiendo hacer dos sillas por día, como paso a explicar:

Cualquier empresa que duplica su producción genera ganancias iguales a sus costos fijos, que son la suma de los costos de personal y los costos del capital.

Entonces, esa poderosa decisión del personal de duplicar la producción produciría un efecto casi imperceptible y muy beneficioso para empleador y personal:

El Estado (que recaudará la tercera parte de esas nuevas ganancias), contará al fin del ejercicio con un monto de dinero extra similar al que esa empresa destina a los sueldos.
Y eso porque en la inmensa mayoría de las empresas, los costos del personal son aproximadamente la mitad de los costos del capital.
Es decir que el Estado, al fin del ejercicio podría pagar trece sueldos al personal de esa empresa.

Entonces, la decisión del personal de duplicar la producción le permite duplicar sus sueldos.
Cualquier empresa podría duplicar su producción si se promulgara esta ley de GANANCIAS PARA TODOS, porque la misma ley generaría un mercado que absorbería esa doble producción.

jueves, 8 de agosto de 2013

¿Puede el personal decidir cuánto cobrar?

Si el personal de una empresa (utilizando el capital de su empleador) hace una silla por día, podría cobrar el doble simplemente decidiendo hacer dos sillas por día, como paso a explicar:

Cualquier empresa que duplica su producción genera ganancias iguales a sus costos fijos, que son la suma de los costos de personal y los costos del capital.

Entonces, esa poderosa decisión del personal de duplicar la producción produciría un efecto casi imperceptible y muy beneficioso para empleador y personal:

El Estado (que recaudará la tercera parte de esas nuevas ganancias), contará al fin del ejercicio con un monto de dinero extra similar al que esa empresa destina a los sueldos.
Y eso porque en la inmensa mayoría de las empresas, los costos del personal son aproximadamente la mitad de los costos del capital.
Es decir que el Estado, al fin del ejercicio podría pagar trece sueldos al personal de esa empresa.

Entonces, la decisión del personal de duplicar la producción le permite duplicar sus sueldos.

Cualquier empresa podría duplicar su producción si se promulgara esta ley de GANANCIAS PARA TODOS, porque la misma ley generaría un mercado que absorbería esa doble producción.

Para que la escala de valores vuelva a la normalidad es imprescindible instalar GANANCIAS PARA TODOS, porque eso restaurará las GANAS de trabajar que fueron destruidas mediante una doctrina social que abate a los esforzados y envalentona a los indolentes que cada vez son más.
Cualquier empresa podría duplicar su producción si se promulgara la ley de GANANCIAS PARA TODOS.
El Estado podría acabar con el desempleo y con el empleo en negro en cuestión de meses.
Sólo necesita una ley para que los empleados que se esfuercen más que lo esperado, o que desarrollen su creatividad, cobren más que lo habitual.

Esa nueva actitud del personal de las empresas generará excedentes que el Estado recaudará inmediatamente. 
Quedará reflejada automáticamente en el Impuesto a las Ganancias de la 3ª categoría, porque los recursos frescos que se generarían impactarían directamente en la recaudación de esa empresa.

Sería entonces un negocio redondo para todos, pero especialmente para el Estado.
Vea los detalles en el proyecto de ley 

http://www.proyectoactitud.com/proyecto_actitud_proyecto_de_ley.htm

¿Qué candidato se anima a diferenciarse de los demás?

martes, 6 de agosto de 2013

Quizás crean que exagero

La sociedad enfrenta hoy el mayor desafío de su historia.
La esencia humana, ésa que nos diferencia de las demás especies, está a punto de disgregarse debido a una doctrina social hipócrita y anti natural que repudia lo más valioso que tenemos.
Sin entrar en la discusión sobre si nuestra especie fue creada o fue forjándose, debemos reaccionar a tiempo.
La naturaleza se puso a nuestra disposición al crear una especie que se movilizara para sojuzgarla, para ganarle, para producir frutos para el progreso, y no para vegetar como los animales.
Pero ahora, resulta que esa nueva especie reniega de su particularidad y se asusta de "Crear y acumular excedentes".
Imagino que la Naturaleza estará pensando..."¡Allá ustedes! Les dije que no se comieran el fruto de su capacidad de conocer y decidir".

La demostración de la degradación de nuestra especie es esa increíble proliferación de fundamentalismos temerosos de "molestar" a la naturaleza, como la ecología fanática, la creencia de que los recursos se están acabando, cuestiones éstas que son extrañas al género humano que está sobre el planeta para lo contrario.

Los recursos escasos serán rápidamente reemplazados por otros, cuando vuelvan las GANAS de trabajar.
Las especies animales siempre se fueron extinguiendo y reemplazando pero si se extingue la especie humana, que es la única que se ha desvelado por progresar, si se extinguen las GANAS DE GANAR, todo lo hecho hasta el presente desaparecerá. Volveremos a fojas CERO.

¿CUÁNDO COMENZÓ EL PROBLEMA?
Desde hace docientos años el trabajo comenzó a remunerarse sólo por el costo y no por el precio. Y se armó lío. 
Pero la nueva especie, en lugar de luchar por lo suyo, por su individualidad, se auto-flageló con una doctrina colectivista que hizo que el Estado confiscara esa diferencia y la usara para "asistencialismo".
Los líderes tienen que advertir el error y re-funcionalizar esa doctrina adjudicando los excedentes a cada uno.

La consigna hoy debe ser GANANCIAS PARA TODOS, siembra, y cosecharás, como se explica en la "parábola de los talentos".

Tenemos la solución al alcance de nuestras manos pero como la hipocresía es la ley, difícilmente se alcance a ver antes de desaparecer como especie.

Ése es el desafío, alguien tiene que ver la salida o estamos fuera. Alguien debe derribar la doctrina destructiva e instalar la nueva.


domingo, 4 de agosto de 2013

Dios se rompió el alma

Dios se rompió el alma para crear una especie que se movilizara para ganar, y no para vegetar como los animales.
Pero ahora, resulta que esa nueva especie reniega de su particularidad y se asusta de "Crear y acumular excedentes".
Imagino que el Creador estará pensando..."¡Allá ustedes! Les dije que no se comieran el fruto".

Desde hace docientos años el trabajo comenzó a remunerarse sólo por el costo y no por el precio. Y se armó lío. 
Pero la nueva especie, en lugar de luchar por lo suyo, por su individualidad, se auto-flageló con una doctrina que hizo que el Estado confiscara esa diferencia y la usara para "asistencialismo".
Los líderes tienen que advertir el error y re-funcionalizar esa doctrina adjudicando los excedentes a cada uno.
La consigna hoy debe ser GANANCIAS PARA TODOS, siembra, y cosecharás, como se explica en la "parábola de los talentos"




viernes, 2 de agosto de 2013

A los administradores del 8A

Señores administradores:
Solicitamos que además de las consignas para demoler el edificio corrupto y obsoleto de este gobierno, el 8A incorporemos una nueva consigna que potenciará mucho nuestra acción porque indica qué haremos luego para acabar para siempre con las paradojas del desempleo, el empleo en negro, y con el populismo que es la principal fuente de corrupción y degradación social.


La consigna es GANANCIAS PARA TODOS, que básicamente es una ley que restaurará las ganas de trabajar.

Se trata de una ley que hará que los empleados que se esfuercen más de lo esperado, o que desarrollen su creatividad, reciban parte de las ganancias que esa actitud genere en la empresa en la que trabaja. Pero lo realmente novedoso es que obviamente a la participación en las ganancias la debe pagar el Estado, porque no olvidemos que se tributa la tercera parte de ellas.

Esa nueva actitud del personal de las empresas generará excedentes que el Estado recaudará inmediatamente.
Ello quedará reflejado automáticamente en el Impuesto a las Ganancias de la 3ª categoría, porque los recursos frescos que se generarían impactarían directamente en la recaudación de esa empresa.
Prorrateará el IGG entre todo el personal propio y de terceros de "esa" empresa.

Sería entonces un negocio redondo para todos, pero especialmente para el Estado.

¿Cómo explicar la Cuarta Postura?

Antes de Marx, cuando un laburante hacía una silla cobraba UNO.  Si hacía dos, cobraba DOS Si se quedaba por la noche y hacía tres, cobrab...