jueves, 27 de junio de 2013

La Tercera Vía ya fracasó, pero hay buenas noticias.

Cuando el mundo comenzó a producir en serie sobrevino un desajuste monumental en las relaciones laborales. Antes de eso, si uno producía una silla, le pagaban por una silla. Pero si producía dos sillas le pagaban por dos sillas.
Desde ese momento quedó en evidencia un concepto desconocido: la diferencia importante entre el precio y el costo del trabajo humano.
Los dueños del emprendimiento se apoderaban de la diferencia, cuestión ésta que inició una serie de conflictos sociales semejantes a los que había generado la esclavitud.

Diversos filósofos trataron de resolver el problema y diseñaron una Segunda Postura. Creían que el problema era la propiedad de los medios de producción. Entonces el Estado se hizo cargo de ellos, pero  encontraron que el trabajo humano dejaba de producir los excedentes porque se anulaban las  ganas de trabajar.

Nuevos filósofos estudiaron la cuestión y diseñaron una Tercera Postura que consiste en dejar los excedentes del capital a los dueños del emprendimiento. pero los excedentes de su personal serían administrados por el Estado. Es el populismo que rige hoy en todo el mundo pero las ganas de trabajar no regresaron.

La Cuarta Postura consiste simplemente en dejar los excedentes del capital al dueño del emprendimientio, pero los excedentes del personal adjudicarlos sin más trámite.
Contamos con una gran ventaja: Ese dinero está hoy en el Estado, y se llama Impuesto a las Sociedades. 
  Inmejorable oportunidad. No es difícil virar hacia la sinergia.

El egoísmo divino

El egoísmo es un canto a la dignidad del hombre, canto al inmenso valor de la autonomía y la libertad personal. El hombre que vive bajo el amparo eterno del "plan social" sufre el desprecio inconfeso del demagogo que solo se mueve por su ansia de poder. El subsidio eterno embrutece y parasita. La moral populista, llámese peronista, kirchnerista, socialista, progresista, etc., es el lobo con piel de oveja que ahonda y perpetúa la degradación de la especie humana.

sábado, 22 de junio de 2013

Premiar el Esfuerzo

La ética de la justicia distributiva, que prevaleció como única verdad por medio siglo, sólo ha logrado multiplicar la pobreza y destruir la educación.
El igualitarismo, en última instancia, es también una forma de explotación: la del buen trabajador por el que no lo es, o peor aún, por el vago.


Lo que nos falta es un gobierno que defienda la ética de la libertad, del trabajo honrado, la excelencia en la educación, el mérito, y la responsabilidad de utilizar bien nuestros talentos.
Así, crearemos una sociedad sinérgica, donde el camino para destruir la pobreza, sea liberar las fuerzas creativas de las personas que trabajarán duramente para crear riqueza, sabiendo que ninguna ley les robará el fruto de su propio esfuerzo.
Reemplazaremos así la ética de la envidia distribucionista, por una que premie a los héroes emprendedores, innovadores, inventores, y a los que se esfuerzan, y a los que estudian y trabajan duramente
.
 
La diferencia entre el precio y el costo del trabajo es dinero que está circulando, pero que curiosamente no se le acredita a su dueño.
El Impuesto a las GANANCIAS de las empresas es precisamente esa diferencia.
El Estado lo cobra a todos los emprendimientos pero no lo acredita a su dueño, creyendo que su rol es "re-distribuirlo".

Si el Estado prorrateara ese dinero entre el personal propio y de terceros de esa empresa, al empleado le volverían las GANAS de trabajar, y entonces el desempleo desaparecería en cuestión de meses.

No hay mejor negocio que tener personal con objetivos compatibles con los de la empresa.

viernes, 21 de junio de 2013

GANAS, una palabra poderosa

Los asalariados tienen pocas GANAS de trabajar porque saben que nunca GANARÁN más que lo que cuesta vivir.

Antes de la producción en serie, si uno hacía una silla, le pagaban por una silla, pero si hacía dos sillas le pagaban por dos.
El desempleo, esa paradoja universal responde exclusivamente a esa causa: Las relaciones laborales son anti-naturales. Y como toda paradoja, la resolución es tan evidente que no se deja ver a menos que se utilice pensamiento lateral.
 ¿Quién contrataría a un empleado si de antemano sabe que no tendrá GANAS de trabajar?

La diferencia entre el precio y el costo del trabajo es dinero que está circulando, pero que curiosamente no se le acredita a su dueño.
El Impuesto a las GANANCIAS de las empresas es precisamente esa diferencia.
El Estado lo cobra a todos los emprendimientos pero no lo acredita a su dueño, creyendo que su rol es "re-distribuirlo".

Si el Estado prorrateara ese dinero entre el personal propio y de terceros de esa empresa, al empleado le volverían las GANAS de trabajar, y entonces el desempleo desaparecería en cuestión de meses.

No hay mejor negocio que tener personal con objetivos compatibles con los de la empresa.

¡Cómo te gustaría que la Cuarta Postura fuera tu objetivo principal!
Sabrías que el desempleo de todo el mundo puede desaparecer en cuestión de meses con una simple ley de transferencia de impuestos. 
 Obviamente que para aceptarlo tenés que confesar que perdiste tu vida peleando contra molinos de viento. 
Los "malos" que el populismo te instituyó para manejarte, caerían como castillo de naipes, y eso duele.
.

jueves, 20 de junio de 2013

Mario Das Neves se mete en la pelea

Mario Das Neves tiene una idea interesante que lo catapultaría a la presidencia en 2015.
Conseguirá la ley que haga que la tercera parte de las ganancias de todas las empresas sea para su personal.
Para eso, al Impuesto a las Ganancias que tributa esa empresa, lo prorrateará entre su personal propio y de terceros.
Dice que la nueva actitud por ese incentivo hará que se compatibilicen los objetivos del personal con los de su empresa, con lo que contratar personal dejará de ser un peligro.
Y entonces acaba con el desempleo! ¿Qué les parece?
Eso es utilizar bien los impuestos!
Porque el dinero que utilizará es relativamente poco pero con la nueva ley se cuadruplicará!
¡Lo que es tener experiencia en impuestos!

Se acabaría toda mafia de esas que mantienen clientes para que las voten.

miércoles, 19 de junio de 2013

Una interna extranjera nos está matando

Nuestra tierra está ante la inminencia de una guerra civil, entre los mismos bandos que no resolvieron su conflicto en los años 70, es decir dos facciones vaticanas que deberían dirimir su compulsa en su territorio y no venir a reclutar esbirros en nuestra querida patria.
Tenemos por un lado a la doctrina social ortodoxa, personificada por el peronismo disidente, la jerarquía eclesiástica, la jerarquía militar, y la jerarquía judicial, es decir los mismos que eran adictos a los golpes de Estado y que hoy publican en Clarín.

Por el otro lado tenemos a la Teología de la Liberación, con los curas tercermundistas, los montoneros, y la intelectualidad fashion.

Se está incendiando esa parte del país que aún no sabe si responder a la doctrina social orotdoxa o a la teología de la liberación.
Pero dejemos que resuelvan sius diferencias en el vaticano, fuera de nuestra Argentina que está haciendo sus primeros pasos independiente del culto. Nosotros no tenemos absolutamente nada que ver, no nos dejemos arrastrar, sólo presenciemos su mutua destrucción.
No nos embanderemos aún cuando alguna "simpatía" nos envuelva con sus sirenas.
Resolver los problemas de nuestro país es sumamente fácil, pero ncesitamos que los fanáticos queden parados y a merced de su mismo fuego cruzado.
Nosotros sentémonos en el suelo tranquilos y esperanzados.

Argentina tendrá su Cuarta Postura, y será del mundo!
Que al culto lo sostengan sus fieles, así a ninguno de los dos bandos le quedarán balas para molestarnos luego.

Esta salida podría ser motorizada por cualquier partido.
Es la Cuarta Postura o Doctrina de los Talentos.

El lastre en el fondo de la economía son las pocas ganas de trabajar de sus integrantes. Hoy no les conviene trabajar, ni a los emprendedores ni a los asalariados porque los economistas creen erróneamente que al Estado deben financiarlo quienes más ganan. Y como "ganar" es sinónimo de trabajar, el cóctel se ha vuelto explosivo.
No conviene tocar las ganancias del que
trabaja .Recién luego, cuando las gira, o compra propiedades o consume, sí hacerlo tributar.

El día que esta nueva doctrina se implemente, los titulares del mundo dirán: "La tercera parte de las ganancias de las empresas es para el personal. Argentina prorrateará su Impuesto a las Ganancias entre el personal propio y de terceros de cada empresa".

lunes, 17 de junio de 2013

¿La iglesia le soltó la mano al populismo?

Amigos:
Por favor lean esta entrevista que quizás haya existido en la realidad.
Por lo menos existe en la web. La iglesia le está soltando la mano al populismo, gracias a Dios!

Chris Matthews: (periodista de MSNBC): ¿Qué piensa de la pobreza?

Cardenal Bergoglio: Primero en Europa y ahora en América, los políticos se han dedicado a endeudar a la gente creando un ambiente de dependencia. ¿Para qué? Para incrementar su poder. Son grandes expertos creando pobreza y nadie los cuestiona. Yo lucho por combatir esa pobreza y si eso requiere oponerse a sus causas, no seré Papa.
La pobreza se ha convertido en una condición natural y ello es suficientemente malo. Mi tarea es evitar el agravamiento de tal condición. Las ideologías que fabrican más pobreza deben ser denunciadas. Yo lo he hecho y por esa razón, no seré Papa.
Estoy enterado de tu formación como economista. Bien, compradores y vendedores no llevan a cabo intercambios en contra de su voluntad. El hombre comete errores, a veces es egoísta y se involucra en intercambios que no le ayudan. Algunas veces eso lo lleva a la pobreza, pero fue su decisión.
Aquí lo único que puede hacer la iglesia es educar para que se conviertan en mejores agentes económicos. La educación es la gran solución de este problema. Debemos enseñar a la gente como salvar su alma, pero también enseñémosle a evitar la pobreza y no permitir que el gobierno los conduzca a ese penoso estado.

Matthews : ¿Usted culpa al gobierno?

Responde el cardenal: No, culpo a los políticos que solo buscan sus intereses.
Tú eres socialista y tus amigos también lo son. Ustedes y sus políticas son la razón de los 70 años de miseria en Rusia y que Europa esté a punto del colapso. Creen en la redistribución y es una de las razones de la pobreza. Ustedes quieren nacionalizar el universo para controlar todas las actividades humanas. Ustedes destruyen el incentivo del hombre para, inclusive, hacerse cargo de su familia, un crimen contra la naturaleza y contra Dios. Estas ideologías crean más pobres que todas las corporaciones que ustedes etiquetan como diabólicas.”

Matthews: Nunca había escuchado algo así de un cardenal.

Bergoglio: La gente dominada por socialistas necesita saber que no tenemos que ser pobres. Alguna pobreza es parte de los expulsados del Edén. Pero mira el imperio de la dependencia creado por Hugo Chávez. Con falsas promesas, mintiendo para que lleguen a arrodillarse ante el gobierno y ante él. Dándoles peces pero sin permitirles pescar. Si en América Latina alguien aprende a pescar, es castigado y sus peces confiscados por los socialistas. La libertad es castigada en todo el mundo.

Ataca Matthews: ¿Y América Latina? ¿Quiere borrar ese progreso logrado?

Bergoglio: Tú hablas de progreso y yo de pobreza. Temo por América Latina. Toda la región está controlada por un bloque de regímenes socialistas como Ecuador, Bolivia, Venezuela, Nicaragua. ¿Quién los salvará de esa tiranía?

Acusa Matthews: Usted es capitalista ¿No?

Responde el Cardenal: Si pensar que el capital es necesario para construir fábricas, escuelas, hospitales, iglesias tal vez lo sea. ¿Tú te opones a este proceso?

Matthews: Por supuesto que no, pero ¿no piensa que el capital es arrebatado de la gente por corporaciones abusivas para esos proyectos?

Revira el Cardenal: No, yo pienso que la gente, a través de sus opciones económicas, decide qué parte de su capital irá para esos proyectos. La utilización del capital debe ser voluntaria. Sólo cuando los políticos confiscan ese capital para construir obras del gobierno, alimentar la burocracia, surge un grave problema. El capital invertido de forma voluntaria es legitimo, pero el que se invierte a base de coerción, es ilegitimo.”

Periodista: Sus ideas son radicales.

Responde el Cardenal: No, tal vez reaccionarias.
Hace años Khrushchev hizo una advertencia: “No debemos esperar que los americanos abracen el comunismo, pero podemos asistir a sus líderes electos con inyecciones de socialismo hasta que, al despertar, se den cuenta se embarcaron en el comunismo.”
Esto es lo que sucede en estos momentos en al antiguo bastión de la libertad. ¿Cómo los EU puede salvar a América Latina si ellos se han convertido en esclavos de su gobierno?

Matthews: Yo no puedo digerir todo esto.

El Cardenal responde: Te ves muy enojado pero la verdad puede ser dolorosa. Ustedes han creado el estado de bienestar y ha sido solo respuesta a las necesidades de los pobres creados por la política. El estado interventor absuelve a la sociedad de su responsabilidad. Las familias escapan de su responsabilidad en el estado de bienestar e inclusive, las iglesias. La gente ya no practica la caridad pues ve a los pobres como problema del gobierno. Para la iglesia ya no hay pobres que ayudar, los han empobrecido permanentemente y son ahora propiedad de los políticos.
Algo que me irrita profundamente, es la inhabilidad de la media para observar algún problema sin analizar cuál es la causa. A la gente la empobrecen para que luego vote por quienes los hundieron en la pobreza.

Matthews se levanta molesto y le dice: que tenga un buen día, la entrevista ha terminado.
Se apaga la cámara y el video va al archivo.
MSNBC niega que haya existido.

domingo, 16 de junio de 2013

Producimos la Solvencia

Desde hace 200 años hay un conflicto sin resolver, cuyos protagonistas son Estado, empresarios y asalariados.
Cualquier abogado, si tiene que elegir su cliente entre los tres en conflicto no lo dudaría un instante: Jamás elegiría a los asalariados como clientes, porque creen que no son solventes.
Pero es un error.
Nosotros tomamos el caso y los representamos en este pleito porque los asalariados son más poderosos y más solventes que los otros dos. Son los que producen la solvencia.
Tienen el recurso más letal: Cuando no los invitan a la fiesta, escupen el asado.
Señores políticos de toda laya, abracen la Cuarta Postura que ganarán todas las elecciones por venir! Y el conflicto se acaba porque volverá la prosperidad, que es el más seguro lazo de unidad social.

sábado, 15 de junio de 2013

Tropezar no es un accidente.

El error del razonamiento populista es creer que hay que quitarle dinero a una clase social para dárselo a otra.
Se olvida que hay que vivir del trabajo. ¡Dice que la gente debe vivir del salario, COMO SI FUERA LO MISMO!

Lo que necesita la sociedad es que haya más bienes y servicios generados por más trabajo del capital y por más trabajo del personal afectado a ese capital.


Pero ese dinero no debe transferirse jamás al Estado (¿para qué lo necesita?) 

Ese dinero es de esa empresa y de ese personal.
 

El objetivo de un estadista es que haya más dinero en la sociedad, no más dinero en el Estado.
En cambio, el objetivo de un populista es que el dinero pase por el gobierno para comprar los votos necesarios para que no puedan hacerle el golpe de Estado que se merece. 


La economía es algo mucho más importante que cualquier gobierno y más importante incluso que cualquier Estado.

La economía no cambia porque el dinero
cambie de manos sino exclusivamente cambiando las relaciones laborales.

Desde la revolución industrial hay sólo tres tipos de relaciones laborales:
Capitalistas: la transvalía del personal queda en manos del empleador.
Comunistas: La Transvalía del personal y la del capital quedan en manos del Estado.
Populistas o Tercera Postura. la transvalía del capital queda en manos del empleador y la transvalía del personal queda en manos del Estado.

Y ahora viene lo nuevo:
Sinérgicas Cuarta postura: la transvalía del capital queda en manos del empleador y la transvalía del personal queda en manos del personal.

Estamos en el momento justo para la trancisión.
Lástima que hoy los dogmas son más poderosos que la verdad. A muchos ni siquiera les permite imaginar lo que pasaría. 


Proyecto Actitud

viernes, 14 de junio de 2013

La economía "seria"

Argentina enseña en sus universidades de economía cosas como éstas:

Siempre es bueno un poquito de inflación para que haya trabajo para casi todos (!)

Siempre es bueno crecer menos de lo posible para que haya pobres que sostengan al gobierno (!)

Siempre es bueno que haya una mafia gobernando porque si no quién dominaría a los esforzados y defendería a los indolentes(!)

Argentina es el único país gobernado, legislado y judicializado por la mafia fascista residual de la segunda guerra.

Así no muchachos! A esas enseñanzas métanselas en el bolsillo, no las repitan, porque como dije antes se convierten en cómplices del ambiente de depresión, adicciones y muerte que nos toca leer constantemente en los diarios.

Estos foros están para pensar, no para repetir como estúpidos lo que nos dicta el que nos tiene secuestrados.

ESO ES EL POPULISMO
PERO SI NO QUIEREN PENSAR, USTEDES SON EL POPULISMO, USTEDES SON EL PROBLEMA.
Y lo peor es que creen que eso es lo "serio" y lo que decimos los que queremos sacarlos del infierno es "un cuento infantil"

REACCIONEMOS RÁPIDO!

jueves, 13 de junio de 2013

Nuestros abuelos quieren decirnos algo

El dinero que hoy tienen los empresarios no fue generado sólo por ellos. Fue generado en sinergia con los padres de los asalariados de hoy.
Y el dinero que tienen los banqueros fue generado en sinergia con los abuelos de los asalariados de hoy.

Si los asalariados de hoy van por ese dinero, lo único que están haciendo es quitarles el dinero a sus hijos porque el parate económico sería letal.
La única fuente donde se genera el dinero es la sinergia del trabajo de los asalariados con el trabajo del capital.


NO HAY OTRA FUENTE DE DINERO.

No hay otra forma de salir de este parate económico. Hay que trabajar más, tanto los asalariados como el capital.

Entonces debemos revivir las ganas de trabajar que tenían nuestros abuelos, cuando si hacían una silla cobraban por una silla, pero si hacían dos sillas cobraban por dos sillas.
Debemos entonces modificar las relaciones laborales para que esa correspondencia se verifique.
Y HOY ES FÁCIL DE LOGRARLO.
HAY QUE UTILIZAR EL DINERO DEL IMPUESTO A LAS GANANCIAS DE LAS SOCIEDADES PARA PARTICIPAR AL PERSONAL DE ESA EMPRESA.


 Si los asalariados tuvieran ganas de trabajar, producirían el doble, cobrarían el doble y comprarían el doble.
El parate actual se transformaría en una cadena de trabajo, de consumo, de rentabilidad en las empresas, y de inversiones.
Por supuesto que para eso deben modificarse las relaciones laborales como indica la Cuarta Postura.

martes, 11 de junio de 2013

Ganas de Trabajar

Oficialismo y oposición lamentablemente se han puesto de acuerdo en algo peligroso: Le tienen miedo al progreso (de los demás).
¿Será que les perjudica el progreso material?
A las personas  comunes, el progreso material no los perjudica ni los beneficia.

La persona humana es un pasajero de la eternidad.
El que se beneficia es el Creador, porque todos esos excedentes, luego se convierten en progreso verdadero con el aprovechamiento de nuevas formas de energía que surgen cuando el grueso de la humanidad tiene ganas de trabajar, porque gana trabajando.

En toda comunidad siempre habrá un solo "maestro" superando la ilusión del ego pero cientos de personas que no lo lograrán nunca.
Así que pretender que la humanidad entera ascienda espiritualmente es imposible. Dios no quiere que se advierta que el ego es una ilusión, porque en ese caso ¿quién generaría el progreso?

Quiero alertar gravemente respecto de este tema.
Estamos contraviniendo la voluntad de Dios con eso de denostar el progreso material.

Marx descubrió la plusvalía, luego los papas fascistas se la quitaron a los emprendedores y la transfirieron al Estado inventando el Impuesto a las Ganancias de las empresas. 
Hoy tenemos ese dinero para utilizarlo como Dios manda.
Proyecto Actitud

domingo, 9 de junio de 2013

La gente tiene un solo problema

Señores políticos! Gobernar no es pelearse entre ustedes!
El único problema que tiene la gente es que  remuneran su trabajo sólo por el costo y no por el precio que adquiere luego de la transacción comercial. Después, déjenla tranquila. Cada uno sabe cómo generar su dinero y qué hacer luego con él.
La solución entonces es mucho más simple de lo que suponen las ideologías. Debemos utilizar el dinero del Impuesto a las Ganancias de las Sociedades para participar a su personal propio y de terceros. 
No es una nueva ideología, es la Cuarta Postura. 
Argentina tendrá su Cuarta Postura y será del mundo! 
Ya hay un think tank que ha elaborado el proyecto de ley. 
www.proyectoactitud.com

sábado, 8 de junio de 2013

La iglesia también aborta

La Doctrina Justicialista y la Doctrina Social de la Iglesia Católica han llevado a nuestro querido país a un punto del que no nos será fácil retornar.
No saldremos fácilmente, a menos que la Iglesia Católica revise sus encíclicas desde la guerra fría hasta hoy y elabore una doctrina social que privilegie el esfuerzo.
Que no aborte el mayor milagro de la creación que es ese impulso natural con que Dios dotó a los humanos para diferenciarlo de los animales y crecer y progresar.
La llegada de un hijo es uno de los mayores milagros de la Creación.
Pero luego, desde lo más profundo de nuestra alma, un impulso también milagroso nos impele a actuar para que nuestro hijo sea mejor que nosotros. Nos esforzamos toda la vida para eso.
Jamás una planta podría intentar eso para sus hijos. Ni un animal se esforzaría un instante para progresar generación tras generación.
Pero los seres humanos tenemos esa virtud. Las acciones humanas son las únicas acciones de la creación que generan frutos excedentes.
No trabajamos sólo para "ganarnos el pan", sino que estamos programados para producir excedentes que posibiliten nuestro progreso, y para administrarlos según nos dicte nuestro albedrío
La suma de todos esos progresos individuales, ha hecho subir escaloncitos a la humanidad en su ascenso para semejarse a Dios.

El hombre día a día se hace más creativo produciendo bienes que no estaban. Lo que no era, comienza a ser.
Ése es el mayor milagro de la Creación.

Este designio se fue cumpliendo hasta que, por el impulso aludido, decidimos producir los bienes en forma industrial.
Allí, la administración de los excedentes dejó de ser individual y entonces el trabajo comenzó a remunerarse por su costo y no por su precio.
Aparecieron grandes pensadores que intentaron ayudarnos a descubrir la mejor manera de mantener intacta esa voluntad de Dios.
Smith, Marx, Taylor, las religiones y muchos otros intentaron resolver ese problema. pero, aunque hemos logrado avances en algunos aspectos, estamos dejando de mejorar.
Para colmo, pareciera que Dios no va a intervenir. Es como si quisiera delegar la resolución de este problema en sus hijos, para probar nuestra madurez.
Se arriesga a que, por un error de apreciación, regresemos a nuestro status animal, terminando generación tras generación trabajando sólo para alimentarnos y mantenernos
A esta altura de los acontecimientos, la escala de valores se ha desvirtuado, y ya casi ni somos capaces de producir pensadores que resuelvan el problema.
Estamos a punto de regresar a la escala animal.

Un conjuro casi sacrílego no está permitiendo continuar en ascenso.
Los Estados, cual osos predadores, están sistemáticamente comiendo los embriones del crecimiento a los asalariados, que son el 90% de las personas.
Cualquier especie desaparecería, si le comen sus hijos antes de nacer.
El impuesto a las ganancias de las Sociedades come nuestros embriones antes de nacer.
Los impuestos al patrimonio o al consumo, en cambio, los utilizan después de nacer, permitiendo su aporte al bien común.
Las iglesias, consciente o inconscientemente, están permitiendo este sacrilegio, que aborta el mayor milagro de la Creación.

Proyecto Actitud

domingo, 2 de junio de 2013

A lo hecho, pecho

A la causa de esta crisis global hay que buscarla mucho más atrás de lo que se supone. Ni en el último gobierno, ni en la década pasada, ni aún en el siglo pasado.

El ser humano tiene algo que se llama "árbol del conocer y decidir" que es lo que lo diferencia de los animales. Ese árbol produce unos frutos muy apetitosos pero muy especiales. Esos frutos son los excedentes, es decir las ganancias.
Esas ganancias fueron personales hasta no hace mucho tiempo (200 años) y cada uno tenía sus ganancias, pero luego vino la revolución industrial y comenzaron a ser colectivas, y ahí comenzó el desajuste social que estamos sufriendo hoy, porque el 90% de la humanidad se quedó sin ganancias y eso afectó sus ganas de trabajar.
El ser humano es potente pero si desajustan su mecanismo puede volver al status anterior, cuando no tenía árbol, cuando era una especie animal como muchas otras.

¿Qué sucedió en estos 200 años?
Muchos filósofos se pusieron a pensar cómo neutralizar la natural intencionalidad de los dueños del capital de quedarse con la diferencia entre el precio y el costo del trabajo de su personal.

No se les ocurrió nada mejor que confiscar esa parte de las ganancias de las empresas y quedaron muy satisfechos con su "logro", pero lo único que hicieron fue institucionalizar el despojo. Sin embargo con esa tercera postura dieron un paso importante que nos allana el camino.

Pero ya transcurrieron 100 años más y el 90% de la humanidad sigue sin sus ganancias y cada vez con menos ganas de trabajar.

Perdonemos a los desorientados que sólo se defienden en el infierno de estas relaciones laborales contra-natura.
Amemos a quienes aún en condiciones infrahumanas han venido haciendo algo en este último siglo.

Pero hagamos algo ya!

Hoy tenemos que aprovechar ese importante paso de la tercera postura y utilizar el dinero del Impuesto a las Ganancias de las Sociedades para asignárselo de una buena vez a sus legítimos dueños.


La Cuarta Postura